Copa Sudamericana

Se saben las fechas, el 21 en colombia ante rio negro, las águilas a las 21.30 hora argentina, y la revancha el 28 a la misma hora en el libertadores, con el problemaFB_IMG_15459708108692984 que a las 0 hs del 29 no hay mas transportes en la Argentina por un paro

Nestor clausen conto que sintió hoy con el plantel En una hermosa carta…

Hola queridos amigos, ayer tuve la posibilidad de visitar al plantel de Independiente que hizo su estadía en Santa Cruz de la Sierra y hoy parten para Peru.
Después de 17 años volví a estar cerca de un plantel del Rojo y me vinieron muchos y lindos recuerdos.
Fui a cenar con mi familia al hotel y cuando ya terminaba, se acercó Ariel para saludarme y se sentó para charlar, después de media hora se fue para ir a cenar con el plantel, fui invitado para cenar pero a mí no me gusta molestar y preferí esperarlo para seguir charlando.
30 o 35 minutos más tarde volvió Ariel, hemos hablado del buen momento que tuvo el equipo, de los que se fueron, los que llegaron y lógicamente por respeto y pido disculpas no voy a entrar en detalles, pero encontré que es coherente en sus análisis.
20 minutos más tarde pasaba un jugador y fue algo simultáneo donde yo me levantaba de la silla el jugador que se dirigió a la mesa y Ariel que se levantó conmigo le dijo, vení Fabricio.
Fue un lindo momento y un gusto para mí estrecharle la mano al pibe Bustos.
No se que tiempo estuvimos hablando, pero para mí fue lo suficiente para decirle cosas que tenía ganas de decirle, vivencias que tuve cuando yo fui un pibe como el.
Tampoco les voy a contar todo lo que hablé, pero si les puedo contar algo que le dije a él en presencia de Ariel.
Fabricio yo siempre me preparé físicamente para el equipo y para los hinchas, me acuerdo que me tiraba a los pies y salía jugando y al mismo tiempo sentía los aplausos de la gente, en ese momento se me puso la piel de gallina y le dije,,,, miraaaaa mira como se me puso la piel de recordar ese momento, y otras cosas más le dije, pero hasta aquí llega mi relato.
Hemos charlado muchas cosas y noté mucha atención en él y me pareció un pibe humilde con ganas de progresar.
Se fue a descansar y nos volvimos a sentar con Ariel, después de media hora nos despedimos con un abrazo y me retiré más contento que un perro con dos colas porque me habían regalado dos camisetas.
En Independiente siempre he pasado lindos momentos y anoche fue otro de ellos.
Les mando un abrazo …
El Negro Clausen